lunes, 6 de febrero de 2017

Arévalo: iglesia de San Miguel


'Otra de las iglesias interesantes de Arévalo. En la fachada sur, por encima de la portada y muy cerca del tejaroz, dos óculos llaman la atención: el de la derecha está destrozado, pero el de la izquierda muestra una cruz patada. Se sitúa cerca del castillo y casi enfrente del llamado Arco de la Villa, por cuyo puente sobre el río Adaja y en un par de kilómetros se llega a la ermita de la Virgen del Camino, popularmente conocida como la Caminanta. Del interior de la iglesia de San Miguel, destaca el impresionante Retablo Mayor, atribuido a Marcos de Pinilla. En la parte superior, se aprecian escenas de la Pasión, incluyendo la presencia de las Marías, y una curiosa, espectacular María Magdalena en la escena de la Crucifixión, a los pies de la cruz. La parte central, está dedicada a San Miguel, su aparición y sus milagros en el monte Gargano. La parte inferior, reproduce santas, santos y apóstoles. La parte central, la ocupa una imagen de San Miguel'.
[Del Cuaderno de Notas del Caminante, Arévalo, 5 de diciembre de 2016]

Poco más, en realidad, se puede añadir, salvo resaltar el detalle de su imponente aspecto de iglesia-fortaleza, así como también el evidente asalto a su planta original con unas reformas, realizadas durante los siglos XVI y XVII, que le restan buena parte de su primitivo atractivo. De la obra atribuida a Marcos de Pinilla y como recomendación para todos aquellos que sientan pasión por el Arte en general y la magia de la pintura gótica en particular, recomendarles que presten atención a los numerosos detalles contenidos en el Retablo Mayor, donde posiblemente destaque la representación de María Magdalena -a juzgar por la riqueza de su vestimenta-, en una de las facetas menos vista: la de mujer pudiente y perteneciente a una de las familias más ricas y poderosas de Magdala. Esta iglesia, fue fundada y utilizada también con fines de enterramiento, por los Caballeros de la familia Montalvo -Montealbo, Monteblanco, Montalbán...-, uno de los linajes repobladores y forma parte, también, como la de San Juan, del circuito de iglesias visitables patrocinado por la Oficina de Turismo de Arévalo.

video