sábado, 15 de septiembre de 2012

El románico perdido de San Juan de Paluezas



San Juan de Paluezas, es un tranquilo pueblecito berciano, que hemos de situar, también, en esa ruta repleta de curiosidades y lugares reseñables, que describíamos en la entrada anterior, cuando hablábamos de Castroquilame y su excepcional Pantocrator. Su cercanía a esa herida abierta en el corazón de la tierra, que son Las Médulas y su situación arbitraria entre Priaranza del Bierzo y Carucedo, hacen de él un lugar tranquilo, sí, pero también especial.
Cierto es, no obstante, que apenas se reconoce la primitiva fábrica románica en su parroquial, aunque todavía mantenga buena parte de su planta, como demuestra el ábside, con su característica forma semicircular, exento de ornamentación -si es que alguna vez la tuvo- y por lo tanto, mudo en cuanto a los posibles mensajes que los canteros dejaran a la posteridad en este tramo legendario del Camino Jacobeo. Cabe preguntarse, obviamente, por la suerte corrida por su portada principal, sustituída ésta por una exigua portadilla neoclásica, que desmerece algo que, aunque de manera rural y alejado posiblemente de unos fondos capaces de sufragar obras de relativa importancia, debió de constituir, en aquéllos oscuros siglos XII-XIII, un templo peculiar.
Llama la atención, por otra parte, que dentro de su término municipal, compartido con Borrenes -donde, entre otras cosas, hubo un hospital para peregrinos- se localicen los restos de un poblado celtíbero, al que se conoce popularmente como el Castrelín, parte de cuyos habitantes se puede suponer, en buena logica, que nutrieran de mano de obra a los ingenieros romanos que devastaron el entorno de Las Médulas en tiempos del Imperio.
Otro dato relevante a tener en cuenta, es que en ésta parroquial de San Juan de Paluezas, se rinde culto a la figura de una Mater de curiosa advocación: la Virgen de la Estrella. Advocación, que posiblemente en sus orígenes estuviera relacionada con algún hecho prodigioso, legendario y sobrenatural, similar, en esencia, a aquellos otros que dieron origen, por ejemplo, a la creación de ciudades, siendo el caso más notorio, la ciudad navarra de Estella, así como también las leyendas relacionadas con el monte situado en las cercanías de uno de los templos más sorprendentes y enigmáticos de nuestro románico, como es la ermita de Santa María de Eunate. Igual advocación, de la Estrella, tiene una virgen, muy poco conocida que, procedente del pueblecito soriano de Caracena, se exhibe en las vitrinas de la iglesia del antiguo monasterio de San Juan de Duero.
Como dato complementario, añadir que también en San Juan de Paluezas, se localiza la influencia de los alumnos que forman parte de la Escuela-Taller de Artesanía de Priaranza del Bierzo, dirigida por Víctor Lobato 'Rixo'.
video